Saltar al contenido

Continúa la sobreoferta en los mercados de oficinas de Querétaro y Guadalajara

Rate this post

El mercado de oficinas de Querétaro cuenta con un inventario total de 609 mil metros cuadrados, cuya absorción neta acumulada fue de 43 mil metros cuadrados, en el primer semestre del 2022. De acuerdo con Eduardo Jiménez, Broker Comercial y Oficinas en Colliers Bajío, esta cifra representó un cambio drástico en el dinamismo del sector, ya que en el mismo periodo del 2021, fue de sólo 5.9 mil metros cuadrados.

“En especial, este estado del Bajío se ha caracterizado por el crecimiento de su clúster automotriz, el cual ha acaparado prácticamente toda la superficie. Vemos un efecto en el que las empresas están decidiendo descentralizar la producción de la administración, para prácticamente recorrer a sus empleados dentro de la ciudad”, expuso en entrevista para Inmobiliare.

Aunque se percibe un camino hacia la recuperación y reorganización de los espacios corporativos, agregó que es importante aclarar que el estado continúa en una etapa de sobreoferta, pues la tasa de disponibilidad se colocó en 26.3 por ciento.

En una situación similar se encuentra el mercado corporativo de Guadalajara, que cerró el 2T22 con un inventario total de 744 mil metros cuadrados, cuya tasa de disponibilidad del 20%, es decir, 194 mil metros cuadrados.

“No es un mercado tan grande como la Ciudad de México, pero también ha estado lento. Al día de hoy, podríamos afirmar que estamos en recuperación en temas de demanda, no con los niveles que quisiéramos pero ya con movimientos importantes”, señaló Eduardo Sarti, Director de Oficinas en Colliers Guadalajara.

Al igual que en el Bajío, la ocupación del 99% de las naves industriales en el estado ha permitido abrir un camino positivo para el sector corporativo. Aunque, los principales clientes de este último siguen siendo las empresas de tecnología y de servicios financieros.

En términos de costos, previo a la pandemia, alcanzaron su máximo en 2017 con un precio promedio de renta mensual arriba de los 20 dólares por metro cuadrado. Actualmente, el mercado presenta un precio promedio ponderado de 19.93 dólares mensuales por metro cuadrado.

Por su parte, Alberto Urquiza, del Equipo de Inteligencia de Mercados y Brokerage de Colliers Querétaro, resaltó que las expectativas para los próximos años son positivas. El estado queretano ha conseguido destacar gracias a su cercanía con la CDMX, su conectividad con el norte del país y la calidad de vida que ofrece, por lo que diversos sectores económicos han puesto su mirada en él.

“Los arranques de año siempre son un poco complicados, pero para esta segunda mitad del 2022 esperamos cerrar fuertes, sin tener la expectativa muy alta, pero manteniendo los niveles que estamos viendo al cierre del 2T22. En cuanto al 2023, se prevé algo muy similar, aunque con reservas ante los sucesos macroeconómicos”, dijo.

Los especialistas de Colliers afirmaron que el sector ha visto mayor actividad en dos tipologías: single offices, espacios de 20 a 100 metros cuadrados; y grandes corporativos para más de 200 empleados. En general, los edificios que más absorción han tenido son aquellos que se han adaptado a las necesidades de los inquilinos.

Adicionalmente, los arrendatarios buscan protegerse de los efectos de la pandemia y de la inflación, por lo que entre las principales tendencias resalta la demanda de espacios acondicionados, la reducción de los plazos de arrendamiento, y cierres hasta 15% más bajos respecto al precio de renta inicial.

En cuanto a la construcción de nuevos edificios en el Bajío, Urquiza recordó que debido a la pandemia de Covid-19 muchas obras fueron detenidas. Aún así, entre el 4T21 y 1T22, se entregaron “muchos metros cuadrados” al inventario. Para los próximos tres años, informó, se agregarán alrededor de 180 mil metros cuadrados al mercado de Querétaro.

De este total, cerca de 35 mil metros cuadrados pertenecen a inmuebles en proyecto, tal como Distrito Querétaro, en donde Santander ya firmó contrato por 30 mil metros cuadrados. Asimismo, están por iniciar dos edificios en Centro Sur de aproximadamente 20 mil metros cuadrados cada uno, entre ellos, uno es un desarrollo en el que colabora la empresa Mira. Las ceremonias para la colocación de la primera piedra se esperan para el próximo mes de septiembre.

En cuanto al estado tapatío Sarti enfatizó que, de continuarla disminución en la construcción de nuevos edificios, es posible que para dentro de dos años la oferta esté recortada. Motivo por el cual considera que es buen momento para acelerar los proyectos en puerta.

Crece la demanda de edificios verdes en el interior de la República

La mejora continua es una de las lecciones que dejó la crisis sanitaria del 2019, bajo esta línea, las empresas ya consideran a la sustentabilidad como un factor determinante en la toma de decisiones. Urquiza mencionó que lo más marcado en la demanda de oficinas es la simbiosis entre el fácil acceso, buena ventilación, ahorro de recursos, etc.

“Específicamente, las certificaciones LEED y BOMA BEST han capturado la atención de los corporativos a nivel internacional, por lo que pasaron de ser un plus a una necesidad. Lo que sigue atrayendo los ojos de los inquilinos son espacios más abiertos, con mayor circulación y calidad del aire”, dijo.

Aún así, admitió que el porcentaje de inmuebles certificados es bajo en el Bajío, ya que es una práctica con no más de dos o tres años en la industria. Sin embargo, es un aspecto que ha comenzado a tomar fuerza y, actualmente, todos los edificios nuevos de Clase A + y A buscan dichos reconocimiento.

Para impulsar esta transición en el mercado, Colliers cuenta con un área de sustentabilidad que da servicio a empresas que quieran conocer su puntaje en ASG, mientras que internamente, el personal tiene capacitación constante para adaptar estos criterios a su gobernanza.

“Estamos muy bien preparados, tenemos equipos para llevar todo el proceso en cuanto a certificaciones, que es un tema en auge. Sabemos que la operación de los edificios es mucho más importante que tener un reconocimiento, pero en el día a día, mantener la mejora continua de los edificios es lo que nos va a dar el diferenciador”, concluyó Eduardo Jiménez.

Por: Samanta Escobar

Este es un fragmento del artículo El mercado de oficinas en México avanza, pero está lejos de la recuperación total de la edición 133 https://inmobiliare.com/inmobiliare-133/