Saltar al contenido

Sumaq Wasi, el proyecto de viviendas bioclimáticas de Perú

Rate this post

El Gobierno peruano construyó en el último año 14 mil 700 viviendas bioclimáticas para el beneficio de 59 mil 500 habitantes. Su diseño es conocido como “Sumaq Wasi”, que en idioma quechua significa “casa bonita”.

El objetivo de este proyecto es apoyar a personas en situación de pobreza extrema de zonas rurales, afectadas por heladas constantes y olas de frío, informó el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento (MVCS).

A través de un comunicado, el organismo señaló que se ejecutaron con un presupuesto de 404 millones de soles (102 millones de dólares).

Esta no es la primera vez que el gobierno peruano dedica presupuesto a la construcción bioclimática. En septiembre de 2020 se inició la entrega de 25 mil unidades de este tipo, en alianza con Grupo PUCP.

Su autorización se realiza a través del Programa Nacional de Vivienda Rural, del MVCS, quien brinda asistencia técnica y financiamiento a los beneficiarios.

Sumaq Wasi-2

Cortesía: Andina

Sistema CAT utilizado en las viviendas Sumaq Wasi

Sumaq Wasi permite captar el calor del sol durante el día y conservarlo en la noche, aumentando la temperatura al interior desde 14 hasta 18 grados Celsius.

Esta trasferencia sucede gracias a la tecnología Colector solar – Acumulador – Transferencia (CAT).

El sistema CAT, utilizado por Grupo PUCP desde hace 10 años, acumula la energía térmica y la dirige a un colector solar con piedras.

Funciona como una batería que, por la noche y mediante otro dispositivo, distribuye el calor en la casa.

Sumaq Wasi-3

Cortesía: Andina

Diseño que se adapta al entorno

De acuerdo a la zona donde se ejecutan, estas casas varían en su diseño, por lo que se adaptan fácilmente a las condiciones climáticas y geográficas.

Se priorizaron 14 regiones altoandinas y selváticas del país, entre ellas Cusco, Arequipa, Huancavelica, Puno y Tacna para edificar las Sumaq Wasi.

Finalmente, las autoridades informaron que de mayo a septiembre se producen heladas y friaje en las zonas altoandinas y en algunos departamentos de selva.

“En estos lugares viven más de dos millones de ciudadanos que están expuestos a los efectos adversos del clima”, puntualizaron.