Saltar al contenido

Terrario: Cómo Construir Uno Fácil

Rate this post

Un terrario es una excelente manera de agregar un toque de naturaleza a tu hogar. Además, construir uno es fácil. En esta publicación de blog, te explicaremos cómo construir un terrario paso a paso. 

Un terrario es una forma hermosa de agregar vegetación y vida a cualquier habitación. 

No solo son visualmente atractivos, sino que los terrarios también son fáciles de cuidar y se pueden disfrutar en los años venideros. 

En esta publicación de blog, compartiremos todo lo que necesitas saber sobre cómo construir un terrario. 

También, incluiremos algunos consejos útiles para elegir las plantas y los materiales adecuados para tu terrario. 

Entonces, si estás listo para crear tu mini jardín, ¡sigue leyendo!

Qué es un terrario

Un terrario es un pequeño jardín cerrado que normalmente se usa para cultivar plantas. 

Se pueden hacer de una variedad de materiales, pero se crean más comúnmente con vidrio.

Los terrarios brindan un ambiente controlado para las plantas.

Así, que un terrario es perfecto para quienes no tienen acceso a un espacio al aire libre.

También, para aquellos que viven en un área con un clima que no es propicio para el crecimiento de algunas plantas. 

Los terrarios también se pueden usar para crear ecosistemas en miniatura, que pueden ser divertidos y educativos para niños y adultos por igual.

Crear un terrario es un proceso relativamente simple y puede ser además una excelente manera de combatir el estrés.

En esta guía, te conduciremos a través de los pasos necesarios para construir un terrario.

Qué necesitas para construir un terrario

Para construir un terrario necesitas:

– Un recipiente de vidrio limpio y transparente.

– Piedras pequeñas o guijarros

– Carbón activado

– Tierra para macetas

– Plantas

Instrucciones para construir un terrario

1. Comienza agregando una capa de piedras pequeñas o guijarros al fondo del recipiente de vidrio. 

Esto ayudará al drenaje y evitará el exceso de agua que puede perjudicar a las plantas.

2. A continuación, añade una capa de carbón activado. Esto ayudará a mantener el terrario limpio y libre de bacterias.

3. Agrega una capa de tierra para macetas sobre el carbón.

4. ¡Ahora es el momento de colocar tus plantas! 

Elige plantas que sean pequeñas y que no crezcan demasiado en relación al tamaño de tu terrario.

Asegúrate de cavar hoyos en la tierra para cada planta y coloca suavemente las plantas en su nuevo hogar.

5. Una vez que las plantas estén en su lugar, agrega una capa final de rocas o guijarros. 

Esto ayudará a mantener la tierra en su lugar evitando la erosión y que se lave cuando riegues las plantas.

6. ¡Tu terrario ya está completo! Colócalo en un lugar que reciba luz solar indirecta y asegúrate de regar las plantas regularmente.

Qué tipo de plantas usar en un terrario

Los terrarios son una excelente manera de agregar algo de vegetación a tu hogar y son relativamente fáciles de cuidar.

Al elegir plantas para tu terrario, es importante seleccionar variedades que prosperarán en un entorno cerrado. 

Aquí hay algunas buenas opciones a considerar:

– Musgos

– Helechos

– Plantas de aire

– Pequeñas suculentas

Al seleccionar plantas para el terrario, también es importante considerar el tamaño del contenedor.

Asegúrate de elegir plantas que quepan cómodamente en el interior, sin hacinamiento.

Consejos para construir un terrario con suculentas en recipientes de vidrio

1. Elige el recipiente adecuado. 

Asegúrate de que el frasco sea lo suficientemente grande como para que quepan todas las suculentas que quieras poner en él y que tenga una abertura amplia para que puedas alcanzarlas y acomodarlas fácilmente. 

Busca un recipiente con tapa, ya que esto ayudará a mantener húmedo el ambiente del terrario.

2. Agrega una capa de grava, piedras pequeñas o guijarros.

Esto ayudará con el drenaje y evitará que las raíces de tus plantas se asienten en humedad excesiva.

3. Agrega una capa de carbón activado. Esto ayudará a mantener el agua del terrario limpia y fresca.

4. Agrega una capa de mezcla de tierra para macetas. Aquí es donde irán tus plantas. 

Asegúrate de usar una mezcla diseñada específicamente para suculentas, ya que tienen necesidades de riego diferentes a las de otras plantas.

5. Arregla tus plantas. Tómate tu tiempo con este paso y asegúrate de dejar suficiente espacio entre cada planta para que todas puedan crecer cómodamente.

Una vez que estés satisfecho con el arreglo, rellena suavemente los espacios alrededor de las plantas con más tierra para macetas.

6. Riega tu terrario. Use una botella de spray para rociar ligeramente las plantas y el suelo, teniendo cuidado de no saturarlos demasiado. 

El objetivo es mantener la tierra húmeda, pero no empapada.

7. Coloca el terrario en un lugar luminoso para que las plantas reciban luz solar.

8. Supervisa tu terrario. Cada pocos días, revisa la tierra para ver si está seca. 

Si es así, rocía ligeramente las plantas nuevamente. 

También es posible que debas eliminar la condensación del interior del frasco, ya que demasiada humedad puede provocar el crecimiento de moho.

Con un poco de cuidado, tu terrario será una forma hermosa y de bajo mantenimiento de disfrutar de las suculentas en el interior.

Houm te ayuda a encontrar un inmueble

Cuando se trata de la vivienda, esta no es solo un espacio físico.

Una vivienda también brinda una sensación de propósito y seguridad, además de ser un activo importante.

Por eso es tan importante apoyarte en gente confiable y profesional, dispuesta a ayudarte a encontrar un inmueble.

Sin importar cuáles sean tus necesidades o la razón para buscar un inmueble, en Houm podemos acompañarte en todo el proceso.

Desde la selección de la propiedad hasta la firma de los documentos, en Houm queremos que toda la experiencia sea agradable.