Saltar al contenido

The Line: la nueva ciudad del futuro de Arabia Saudita

Rate this post

The Line, es el nuevo proyecto de arquitectura revelado por las autoridades de Arabia Saudita; se ubicará al noroeste del país, cerca del Mar Rojo

Cabe señalar que el año pasado, la Alteza Real Mohammed bin Salman, Príncipe Heredero y Presidente de la Junta Directiva de NEOM, lazó la idea y la visión de la ciudad que redefine el concepto de desarrollo urbano y cómo deberían ser los edificios en un futuro. 

La ciudad será de 170 kilómetros (105 millas) de largo y 500 metros sobre el nivel del mar, esperan que eventualmente albergue aproximadamente nueve millones de personas. Asimismo, se informó que se construirá en una superficie de 34 kilómetros cuadrados. 

Los residentes tendrán acceso a todas las instalaciones del proyecto de arquitectura dentro de una caminata de cinco minutos; también contarán con un tren de lata velocidad con un tránsito de extremo a extremo de 20 mintuos. 

The Line tendrá una fachada de espejo exterior que proporcionará su carácter único y permitirá que incluso su pequeña huella se mezcle con la naturaleza, mientras que el interior se construirá para crear experiencias extraordinarias y momentos mágicos.

La ciudad será creada por un equipo de arquitectos e ingenieros de renombre mundial, dirigido por NEOM, ciudad planificada en la Provincia de Tabuk del noroeste de Arabia Saudita.  

Diseño de The Line, ciudad del futuro 

De acuerdo con el comunicado, los diseños de The Line revelarán como serán las comunidades urbanas de futuro en un entorno libre de carreteras, automóviles y emisiones.

“Los diseños revelados hoy para las comunidades en capas verticales de la ciudad desafiarán las tradicionales ciudades planas y horizontales y crearán un modelo para la preservación de la naturaleza y una mejor habitabilidad humana”, comentó el Principe.  

El proyecto de arquitectura funcionará con energía 100% renovable, priorizará la salud y el bienestar de las personas sobre el transporte y la infraestructura como en las ciudades tradicionales. 

Las autoridades han informado que por su construcción, la ciudad reducirá la huella de la infraestructura y creará nuevas eficiencias nunca antes vistas en las funciones de la ciudad. 

Además, posee un “clima ideal durante todo el año que asegurará que los residentes puedan disfrutar de la naturaleza que los rodea cuando viajan a pie”, se mencionó en el comunicado.

A diferencia de los edificios altos, este concepto combina parques públicos y áreas peatonales, escuelas, hogares y lugares de trabajo, de modo que uno pueda moverse sin esfuerzo para satisfacer todas las necesidades diarias en cinco minutos.

Para cambiar los negocios como de costumbre, el diseño de la ciudad se digitalizará por completo y la construcción se industrializará en gran medida mediante el avance significativo de las tecnologías de construcción y los procesos de fabricación.