Saltar al contenido

Vivienda de bajo costo, una oportunidad poco explorada en Tijuana

Rate this post

A pesar del crecimiento económico del estado, la necesidad de vivienda de interés social sigue siendo una realidad, sobre todo, para cubrir la demanda de todos los sectores de la población.

De acuerdo con Fernando Zamora Rubio, ex presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana (AMPI), Baja California no cuenta con las unidades necesarias para cubrir dicha demanda, debido a que el interés de los desarrolladores está en otros sectores.

El experto refirió que la entidad requiere más inmuebles de los que puedan acceder los trabajadores que perciben un salario menor a 12 mil pesos al mes, pues una vivienda económica, con precios promedio de 445 mil pesos, quedaría fuera del alcance del 63% de la población, quienes perciben un salario menor a 11 mil pesos.

Sobre esta problemática, el ex titular añadió que durante 2021, se registró un incremento del 10.5% en los precios en Baja California, derivado por el aumento en los costos de las nuevas viviendas, según datos del Índice de precios de la Sociedad Hipotecaria Federal.

Para Zamora Rubio, es necesario construir 27 mil unidades que puedan ayudar a los trabajadores formales que no tienen un patrimonio propio, lo que representa una oportunidad para los desarrolladores que buscan crear proyectos en esta urbe fronteriza.

Programa de vivienda para trabajadores

Para Alfredo Álvarez Cárdenas, Coordinador del Gabinete del gobierno del estado, el aumento en el costo de la vivienda en Tijuana es una realidad, por esta razón, las autoridades lanzarán un programa de vivienda que apoye a las familias bajacalifornianas y motive a los empresarios a edificar opciones habitacionales para todos los sectores.

El programa plantea tres vertientes, la primera es la recuperación de inmuebles abandonados que pasarán al Infonavit, a través de un convenio firmado por la gobernadora Marina del Pilar.

La segunda, es la invitación a desarrolladores para la edificación de casas de no más de 550 mil pesos en los predios que dispone el gobierno estatal, un plan similar al ya ejecutado en Mexicali y que benefició a la población que no cuenta con las capacidades de adquirir un inmueble arriba de los 700 u 800 mil pesos.

Finalmente, el tercer punto plantea la construcción de un mayor número de vivienda vertical del que ya se tenía contemplado, de forma que el espacio disponible se utilice para darle un hogar a más familias.

En ese sentido, el funcionario explicó que con esto se permitirá la adquisición de la vivienda por medio de financiamiento bancario o de programas públicos como el Infonavit, ya que se espera que el trabajador se motive a hacerse de un patrimonio propio en lugar de rentar.

Por su parte, la Gobernadora Marina del Pilar Ávila expuso, durante una rueda de prensa, que por muchos años no se ha construido vivienda a bajo costo en toda Baja California, debido en parte, al quiebre de la desarrolladora Casas Geo.

De acuerdo con el programa estatal, la mayor parte de las viviendas que ofrecerá el Infonavit a los trabajadores saldrán de la primera vertiente, es decir, del rescate de casas abandonadas, principalmente de Tijuana y Mexicali. La primera acción del gobierno contemplada en esta planeación es la remodelación de las mismas.

Por Juan Rangel

Este es un fragmento del artículo Baja California, un estado en búsqueda de mayor crecimiento económico e inmobiliario de la edición 132 https://inmobiliare.com/inmobiliare-132/