Saltar al contenido

Administración de oficinas

    Rate this post

    Una de las labores de una compañía de administración de edificios y condominios, es encargarse de edificios comerciales, gestionando la administración de oficinas; siendo los responsables de asegurar el espacio de las oficinas en todo momento.

    Los servicios que están a cargo de una empresa de administración de edificios y condominios son: la gerencia de los servicios duros y blandos; garantizar la seguridad; la organización; el cumplimiento de leyes y el mantenimiento de estructuras.

    Hay dos
    construcciones donde se ejercen estos servicios:

    Los edificios residenciales y los edificios comerciales, estos últimos son los que
    contienen tiendas u oficinas. La administración de edificios comerciales y  oficinas implican la misma constancia en el servicio que los edificios residenciales.

    ¿Qué son los servicios duros y blandos?

    Estos términos hacen referencia a los dos grupos en los que se dividen los servicios que presta un administrador de edificios y condominios.

    Los servicios blandos: son servicios de origen humano, como pagos y control del personal, recursos humanos, seguridad, jardinería, limpieza, entre otros.

    Los servicios duros: por lo general se refieren a los servicios físicos, estructurales, tales como sistemas de alarmas contra incendios, luces de emergencia, cámaras de seguridad, ascensores, reparaciones emergentes, entre otras.

    ¿Qué mantenimientos necesita una oficina?

    Para contratar el servicio de administración de oficinas es importante saber qué abarca este servicio.

    Lo principal es conocer el edificio comercial, si solo es de oficinas o si también tiene tiendas de atención al público. Luego de determinar a qué actividad se dedica la edificación hay que hacer una reunión con el comité administrador de condominios y realizar un plan de mantención y proyección de mejoras.

    La administración de oficinas demanda limpieza constante; reparaciones en horarios especiales y habilitación de espacios óptimos; así mismo, las reuniones con la Asamblea de copropietarios deben ser informadas con mucha anticipación, puesto que los dueños o propietarios arriendan el espacio y no siempre están presentes en la zona.

    De igual forma, necesita de la instalación de todos los equipos de seguridad y la puesta a prueba de los mismos; también corre por cuenta del administrador de las oficinas, la contratación de profesionales capacitados, como policías o bomberos, para la inducción de las estrategias de resguardo en caso de catástrofe natural u otra acción que genere un estado de emergencia, a todo el personal.