Saltar al contenido

Cómo Ubicar Dos Camas en una habitación Pequeña

    Rate this post

    No importa si eres un estudiante que necesita compartir la habitación con un roommate, o una familia que va creciendo, pensar cómo colocar dos camas en una habitación pequeña puede resultar todo un reto. Pero con un poco de creatividad y algo de planificación, ¡se puede lograr! Aquí hay algunos consejos sobre cómo hacer para que funcione.

    Si tienes una habitación pequeña, pero tienes que conseguir ubicar dos camas, aunque parezca complicado, ¡se puede lograr!

    Si te organizas bien, planificas cuidadosamente, y aprovechas algunas ideas creativas, puede funcionar.

    Aquí hay algunos consejos para ayudarte.

    Mide la habitación para ver cuánto espacio tienes para trabajar

    Cuando se trata de decorar una habitación, una de las primeras cosas que debes hacer es medir el espacio con el que tienes que trabajar. 

    Esto te dará una buena idea de cuántos muebles puedes colocar en la habitación y qué tipo de diseño funcionará mejor. 

    También querrás tener en cuenta factores como puertas y ventanas cuando planifiques la ubicación de los muebles. 

    Una vez que tengas una buena idea del espacio disponible, puedes comenzar a planificar el esquema de decoración. 

    Con un poco de planificación cuidadosa, puedes hacer que, incluso, la habitación más pequeña se vea genial.

    Considera el tamaño de las dos camas: ¿pueden caber en el espacio que tienes disponible?

    Cuando se trata de instalar dos camas en una habitación pequeña, el tamaño definitivamente importa. 

    Una vez que has medido el espacio que tienes disponible, el siguiente paso es medir las camas que estás considerando. 

    Considera qué tipo de camas vas a utilizar y cómo ubicar las dos camas en una habitación pequeña

    Hay varios modelos de camas y varias formas para ubicarlas que te pueden ayudar a aprovechar mejor el espacio.

    Una opción es utilizar literas. Con ellas, ahorras espacio y también son geniales si tienes niños que comparten habitación.

    Y si las colocas pegadas a una de las paredes te quedará el resto del espacio libre.

    Otra opción son las camas altas. 

    Esta es una excelente manera de ahorrar espacio ya que, si las camas están elevadas puedes usar el área debajo para otras cosas, como por ejemplo un escritorio.

    También puedes utilizar las camas como sofás durante el día y como camas en la noche.

    Así conseguirás crear dos ambientes diferentes.

    Las camas plegables son también una buena alternativa, ya que se pueden guardar de forma vertical u horizontal contra una pared.

    Así, cuando tienes las camas recogidas durante el día, dispones de todo el espacio libre.

    Con las camas nido también aprovechas muy bien el espacio, logrando ubicar dos camas en una habitación pequeña.

    Ten en cuenta siempre que te quede espacio libre para abrir y cerrar la puerta, para acceder a las ventanas y para acercarte a las camas.

    Cuando hayas conseguido ubicar las dos camas en una habitación pequeña, piensa en el almacenamiento

    Cuando vives en un espacio pequeño, cada centímetro cuadrado cuenta. 

    En una habitación también tendrás que pensar en destinar algún espacio para almacenamiento, así que es hora de ser creativo.

     Si es posible, trata de encontrar camas con cajones incorporados.

    Esto ayudará a mantener el dormitorio ordenado y maximizar la cantidad de espacio utilizable. 

    Si no es posible, considera usar recipientes de almacenamiento debajo de las camas para mantener la lencería, almohadas y otros artículos fuera del camino. 

    Al ser creativo con las soluciones de almacenamiento, puedes aprovechar al máximo el pequeño espacio y mantener el dormitorio ordenado y organizado.

    Con un poco de creatividad, puede colocar fácilmente dos camas incluso en las habitaciones más pequeñas.

    Houm te ayuda a encontrar tu hogar

    Con Houm encontrar tu nuevo hogar es más fácil y rápido.

    Contamos con diferentes inmuebles para que puedas conseguir el que se adapte a tus necesidades.

    Y puedes agendar la visita de forma presencial o virtual, de la forma que mejor te acomode.

    En Houm cuentas con asesoría, para que compres con las mejores condiciones y arriendes sin aval.