Saltar al contenido

¿Comprar una propiedad?: 6 consejos a tener en cuenta

Rate this post

Tarde o temprano llega el momento en nuestras vidas en el que deseamos adquirir una propiedad, ya sea como inversión, porque queremos dejar de pagar arriendo o simplemente porque buscamos un cambio, pero, ¿qué podemos hacer para que esa travesía sea lo menos compleja posible? La clave está en conocer los detalles del proceso, por lo que aquí compartimos algunas recomendaciones útiles para realizar la compra de una vivienda. 

6 consejos para adquirir bienes raíces y no frustrarnos en el intento

1. Priorizar necesidades y conocer la zona de interés 

Además de evaluar el tamaño, la cantidad de baños y dormitorios, las terminaciones y acabados, y las áreas comunes disponibles, es importante investigar bien la zona para saber si esta dispone de comercios y servicios necesarios para nosotros, como escuelas, supermercados, clínicas, transporte, centros comerciales, entre otros. 

2. Consultar portales inmobiliarios  

Ciertamente, Internet es un gran aliado al momento de encontrar vivienda, por tanto, hay que consultar varios portales inmobiliarios para ver las ofertas que hay en nuestras zonas de interés. También es pertinente salir a la calle a ver avisos, recorrer instalaciones y solicitar el apoyo de agentes inmobiliarios bien establecidos y, si es posible, agremiados. Incluso, podemos aprovechar los recorridos virtuales que algunas empresas tienen de sus departamentos, para ahorrar tiempo e ir considerando varias opciones. 

3. Comparar precios y saber los costos totales  

Si queremos pagar lo justo, lo mejor será que indaguemos en precios para poder hacer un análisis comparativo y así tener una mejor idea de lo que se oferta en el mercado. Igualmente, tenemos que pedir al asesor que totalice los costos de la compra, que puede incluir gastos operacionales, impuestos y honorarios, para no sobrepasarnos.  

4. Definir de dónde saldrá el dinero para la compra 

Esto debe hacerse en simultáneo con el rastreo de oportunidades de compra, ya que, sabiendo exactamente cuánto dinero vamos a necesitar, es más fácil evaluar las alternativas de pago. Si vamos a optar por un crédito hipotecario, adelantémonos y hagamos simulaciones en varios bancos, de esta manera veremos cuáles tienen las tasas de interés más bajas y podremos ir verificando los requisitos que solicitan. 

5. Conocer la situación real de la propiedad  

Al comprar una vivienda verifiquemos sus características para detectar, por ejemplo, que no existan fallas en las terminaciones de pisos, puertas, ventanas y sanitarios. De igual modo, debemos constatar, entre otros detalles, que las medidas correspondan con lo ofrecido en la publicidad, que los servicios de agua y electricidad funcionen correctamente y que el edificio cuente con todos los permisos de construcción requeridos.  

6. Elegir bien y asegurar la compra 

Después de haber cumplido con los pasos anteriores, y, finalmente, inclinarnos por la propiedad más conveniente, según nuestras necesidades y posibilidades económicas, ¿qué sigue?: concretar la elección con una promesa de compraventa, para lo que será necesario pedir una tasación del inmueble, tener pre-aprobado o aprobado un crédito hipotecario y pagar la reserva y/o el pie de la vivienda. 

Puede que adquirir bienes raíces no sea una tarea sencilla, pero si seguimos al pie de la letra estas recomendaciones nuestro esfuerzo valdrá la pena y en menos de lo que imaginamos seremos felices propietarios.