Saltar al contenido

En primera persona: Ser testigo de una intoxicación por monóxido de carbono

Rate this post

Por intoxicación, el 15 de junio del 2015, dos niñas de 7 y 15 años, perdieron la vida luego de una mala instalación del calefón de su casa en Quinta Normal, y una tercera quedó con riesgo vital. Así como esta historia, hay miles de casos de gente que ha perdido la vida por intoxicación en su propia casa por inhalar monóxido de carbono de un artefacto en mal estado o instalado en un lugar incorrecto.

La intoxicación por monóxido de carbono

Víctor Aguilera, enfermero SAMU, fue testigo de esta historia. Él hace 16 años que se desempeña en el servicio móvil de urgencia. Para él no son ajenos los casos de intoxicación de personas por monóxido de carbono. Ha vivido 7 trágicas experiencias. “Los pacientes por intoxicación que requieren del SAMU, generalmente están graves, es decir en peligro de muerte”, indica Aguilera.

La intoxicación por monóxido de carbono es evitable

Fue así como recibió la tarde del 15 de junio la llamada de urgencia de calle Emiliano Arias en Quinta Normal, donde 3 niñas estaban inconscientes en el baño de su casa. “Da rabia, porque estas desgracias son súper predecibles. El calefón no tiene salida y los gases se acumulan en el baño”. Esto, generalmente sucede en las casas antiguas con mala ventilación, que generalmente no cuentan con sello verde de certificación, que asegura que cuentan con instalaciones seguras y evacuación adecuada de gases.

Qué hacer en caso de intoxicación por monóxido de carbono

En cuanto al procedimiento para atender a pacientes por intoxicación de monóxido solicite ayuda de manera inmediata, ambulancia bomberos y carabineros, corte la fuente de ser posible (calefont, estufa, etc), abra puertas y ventanas, saque a la persona del lugar si es que puede. “Uno no se da cuenta de la intoxicación, hasta cuando ya se está grave” afirma Víctor. Si el paciente está inconsciente, pero respira, se coloca de lado y asegure que nada obstruya el paso del aire por su boca y nariz. Si no respira, se inician las maniobras de reanimación básica. Lo peligroso del monóxido de carbono (CO) es que no tiene olor ni color, y es silencioso. Es decir provoca dolor de cabeza, mareos o náuseas. La intoxicación por CO afecta al músculo cardiaco y a los músculos de las extremidades. Esta característica puede comprometer gravemente la vida de las personas expuestas al CO, provocándoles daños irreversibles e incluso la muerte.

Evite una intoxicación

La ambulancia de Víctor fue una de las primeras en llegar, y encontró a las tres niñas. “Al parecer el padre les había encendido el calefón hace media hora para que se bañaran todas juntas y ellas no se dieron cuenta de lo que estaban respirando”. “Esas niñas tenían la edad de mi hija. Uno tiene que hacer tripas corazón y seguir”. Víctor continúo con las labores de rescate, cuando dos de las niñas ya estaban en paro y una aún respiraba. Víctor Aguilera lamenta lo sucedido, señalando que “Esto es fácil de prevenir y la gente no toma conciencia”.