Saltar al contenido

La arquitectura sostenible, una tendencia necesaria en México

Rate this post

El sector de la construcción, siendo una de las industrias más importantes y con un continuo crecimiento a lo largo del tiempo, ha generado diversas tendencias para disminuir el impacto negativo del medio ambiente. Dichos métodos aún no se aplican en todas las construcciones, sin embargo, se observa un avance sustancial en casi todo México.

Las mejoras se han realizado en métodos constructivos, aplicando innovación y diseño, así como en las normas, que gracias a instituciones, se están aplicando y replicando en todo el país.

El destino de los desechos de la construcción, que afectaba reservas naturales por el poco control de ordenación, es un ejemplo, ya que no se contaba con un control de desechos ni en la obra pública ni en obra privada.

Hoy por hoy, a través de la Norma Ambiental para la Ciudad de México NACDMX-007-RNAT-2019, se establece la Clasificación y Especificaciones de manejo integral para los residuos de la construcción y demolición en la CDMX.

A través de la presente Norma Ambiental, se establece la clasificación y especificaciones para el manejo de los residuos de la construcción y demolición en la Ciudad de México; buscando fomentar el manejo adecuado, así como garantizar su reciclaje, rehúso y su correcta disposición final.

Otra tendencia que está generando un cambio en el desarrollo constructivo es la arquitectura sostenible, esto hace referencia al uso, procedimientos y materiales que cuidan el medio ambiente, generando el menor impacto negativo posible en la habitabilidad de las construcciones.

Una de las prioridades más importantes de la arquitectura sostenible es la eficiencia energética a lo largo de la vida útil de una construcción, generando técnicas, proporcionando entradas de luz amplias en las fachadas, e incluso generando su propia energía.

La ciudad de Hermosillo, Sonora, se caracteriza por ser una ciudad con un clima soleado con altos índices de temperatura la mayor parte del día, aprovechando dichas condiciones, el proyecto de vivienda Altitud 40 aplicó, aproximadamente, 2,150 paneles solares distribuidos en la fachada para producir su propia electricidad demandada.

Otro ejemplo es en los edificios de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, donde se integraron sistemas fotovoltaicos que permitirán el ahorro de emisiones de dióxido de carbono y gastos en electricidad.

Adicional, se logran observar otro tipo de sistemas instalados en las construcciones, como lo son los jardines verticales sobre las fachadas que generan un control en la refrigeración, calefacción e iluminación de las construcciones.

Dada la situación que se está viviendo en el mundo, derivado del cambio climático, será de suma importancia hacer una retrospección en la generación y consumo de las tendencias aplicadas en la arquitectura sostenible, debido a que su principal objetivo es generar un estilo de vida más sano y con un entorno más limpio.

Es importante generar un cambio y fomentar métodos constructivos que mejoren la calidad de vida de la población residente y/o usuaria de los inmuebles, asimismo considerar benéfico las normas, que cada vez son más, para adquirir un permiso de construcción controlado y adecuado para la mejora común. Integrar eficiencias en la calefacción e iluminación, generar huertos comunes en los proyectos habitacionales, jardines verticales, así como una buena planeación, uso de materiales y de desechos que probablemente podrán ser reutilizados en otro tipo de obra.

Por: Softec

Para obtener más información, visite: www.softec.com.mx

Este es un texto de la edición 133 https://inmobiliare.com/inmobiliare-133/

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.