Saltar al contenido

México necesita espacios industriales para detonar IED por Nearshoring

    Rate this post

    En México, hay una fuerte demanda de espacios industriales por parte de empresas extranjeras, sobre todo por nearshoring. Sin embargo, cada día hay menos espacios disponibles, informó la Secretaría de Economía (SE).

    Para la dependencia, hay inversiones externas fijándose en sitios mexicanos donde quieren mover sus procesos productivos para ingresar al mercado americano.

    “México atrajo más de 32 mil 147 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) de enero a septiembre de 2022. Esto supone un aumento de 29.5% interanual, comparando cifras preliminares”, detalló la SE.

    Considerando el origen de la inversión, de enero a septiembre del año actual, las mayores aportaciones fueron de:

    •         Estados Unidos (39.1%)
    •         Canadá (9.5%)
    •         España (7.1%)
    •         Argentina (4.9%)
    •         Japón (3.9%)

    Las manufacturas registraron una cobertura de 36.3% del total de la IED, mientras que otros sectores destacados fueron: transportes (14.5%), medios masivos (13.6%), servicios financieros (11.6%), comercio (5.8%) y minería (4.8%).

    Espacios-industriales-alt

    Nearshoring volvería a México el China Latinoamericano

    De acuerdo con Mario Veraldo, cofundador de MTM Logix, cuando México adquiera una mayor escala de producción, va a tener beneficios no solamente por vender a Estados Unidos, sino también empezar a competir en otros mercados.

    “El nearshoring traería inversiones y eso permitiría que se amplíe la producción hecha en México, abarcando también a Latinoamérica. Sería como una especie de China para la región, es decir, traería un doble impacto”, destacó.

    A su vez, esto generaría cadenas productivas más eficientes, baratas y que permitan atender otros mercados latinoamericanos.

    MTM Logix estimó que los camiones con carga que cruzan de México a Estados Unidos sumarán 12 millones 500 mil unidades al cierre del año.

    Esto significaría un alza de 7% respecto a 2021, movimientos que podrían incrementarse con el nearshoring.

    “Los clientes nuevos que están llegando a México vienen porque quieren enviar a Estados Unidos lo que hacen. Pero podrían tener suficiente ancho de banda para poder sacar sus productos a otros lados“, indicó el empresario.