Saltar al contenido

Obligado Solidario: Qué Es y Cuáles Son sus Funciones

Rate this post

A la hora de tramitar un préstamo, si los requisitos no satisfacen a la institución que lo concede seguramente pedirán otro tipo de garantías. Una de ellas, es el obligado solidario, y en este artículo te contamos qué es y cuáles son las funciones del mismo.

Qué es un obligado solidario

Un obligado solidario es aquella persona física o moral que responsablemente se compromete a cumplir con las obligaciones de la persona beneficiaria de un crédito en el caso de incumplimiento. 

Está figura funciona como respaldo de la deuda que un solicitante hipotecario está por adquirir. 

En ocasiones, es requerida por algunas entidades financieras para que aprueben el crédito a la persona interesada.

El obligado solidario se compromete desde el principio, sin necesidad de esperar a que exista algún incumplimiento.

Hay que tener en cuenta que estos lineamientos pueden variar dependiendo de lo que se encuentre estipulado en el contrato.

Este ente puede ser una persona física o moral, siempre y cuando se comprometa a pagar la deuda de otra persona.

En resumen es el responsable de cumplir las obligaciones del acreditado.

El objetivo de esta modalidad de respaldo es otorgar créditos de una manera menos riesgosa, así dos personas tienen la responsabilidad de responder por una deuda.

Por qué se recurre a un obligado solidario

La razón principal por la que la gente utiliza a esta figura es para poder optar a un crédito, por ejemplo hipotecario, para adquirir un inmueble.

Si alguien tiene un mal historial de crédito o alguno de los requisitos que solicita la entidad financiera parece insuficiente, es difícil conseguir un préstamo hipotecario por su cuenta. 

Si tiene a otra persona como obligado solidario con un mejor perfil financiero y crediticio, el prestamista le considerará igualmente responsable de la devolución de la deuda y, por tanto, podrá aprobar el préstamo más fácilmente.

Cuáles son las funciones

Un obligado solidario es integrante de una responsabilidad pluripersonal, lo que significa que dos personas aceptan cumplir con las obligaciones de un contrato. 

Este contrato puede hacer referencia a un crédito o a un préstamo y la obligación principal es cumplir con los pagos de la deuda que se contrae..

Cuál es la diferencia con un aval

Un aval es una persona o institución que se compromete, mediante un escrito, a pagar el saldo de la deuda de una persona que no pueda cubrirla. 

La principal diferencia con un obligado solidario, es que el aval no se compromete a pagar la deuda desde el inicio, sino solamente en caso de que exista un incumplimiento de los pagos del deudor principal.

Otra diferencia es que el obligado solidario puede solicitar el monto proporcional que le corresponde de la deuda en el caso de ser más de uno.

Cuáles son los riesgos que corre un obligado solidario

Como ya se mencionó, un obligado solidario es responsable del saldo de la deuda.

Así que, antes de aceptar ser un obligado solidario de alguien, conviene conocer las implicaciones que esa decisión puede tener.

Si firmas como obligado solidario aceptas la responsabilidad del pago, así que esto es lo que puede ocurrir:

  • Debes pagar el capital más los intereses.
  • Tienes el mismo grado de responsabilidad que el deudor, por lo que debes de cubrir el total de la deuda pendiente.
  • Puede afectar a tu historial crediticio.
  • Puede afectar tus solicitudes futuras de otros financiamientos.
  • Puedes sufrir un embargo de bienes.
  • Puedes sufrir descuentos a tu salario para pagar el adeudo pendiente.
  • Heredas la deuda en caso de fallecer el deudor principal.

Por eso resulta conveniente comprender los alcances que tiene aceptar la responsabilidad de ser obligado solidario.

Houm, el mejor aliado inmobiliario

Si estás interesado en comprar, vender o arrendar un inmueble, en Houm encontrarás a tu mejor aliado.

Porque te facilitamos todos los trámites para hacer tu experiencia más agradable.

Y si lo que quieres es arrendar un inmueble, con Houm no necesitas aval.

Así tienes menos papeleo y se hace todo más fácil.